dilluns, 16 de febrer de 2015

Spanish Bombs, 20 aniversario

Anni B Sweet

Delacruz





Delorean





Últimos fichajes


Text: Paula Pérez
Foto: Víctor Parreño


Eran las ocho de la tarde pero ya había gente con una copa en la mano. “Esta es tu religión, esta es tu verdad”, cantaba Miguel Rivera. Al teclado, César Díaz. Y Álvaro García en la batería. Los tres forman Delacruz, el grupo encargado de abrir el concierto para celebrar los veinte años de Spanish Bombs. La fiesta contó con dos localizaciones porque esta proeza de la música indie no se merece menos. El día anterior se celebró en Madrid y la noche del seis de febrero en Barcelona.
Miguel Rivera y César Díaz antes eran Maga. Después de su disolución el pasado año, han decidido formar otra banda porque “llevan media vida tocando juntos y en ello siguen”, según se puede leer en el Twitter del nuevo grupo. Tan reciente que suman un mes tocando y este era su segundo concierto. Pero no decepcionaron. La oscuridad de la Sala Bikini iba acorde con la suya. Rivera movía el cuerpo con ritmo y energía, transportándola para que no solo en el escenario se sintiera la música. El público aumentaba hasta que finalmente el local se llenó. Después de un final por todo lo alto, Delacruz se despidió.

Con un vestido plateado apareció Ana López, más conocida como Anni B Sweet, llenando de luz el escenario. Además de su conocido repertorio, tocaron algunas de las canciones del tecer álbum, que saldrá el próximo diez de marzo. El homónimo nuevo lanzamiento, Chasing Illusions, se aleja un poco del folk-pop al que nos tenía acostumbrados. Suena con fuerza, ritmo, y sobre todo, luz. La nueva música de Anni tiene toques del siglo pasado acompañados de unas letras más optimistas. Aunque el disco está grabado entre Madrid y Granada, la malagueña sigue cantando en inglés. Algo que no pareció ser impedimento para que un grupo de amigos en primera fila, eufóricos, disfrutaran del concierto.
Entre tema y tema, el silencio. Cuando las melodías y los focos cesaban su actividad, ambos iluminaban una boca que tímidamente decía gracias a la vez que sonreía. Finalmente luces y notas se apagaron, y durante unos segundos solo se escucharon los comentarios del público asistente. Pero entre concierto y concierto, no faltó la música. El encargado de seleccionar los temas fue Lori Meyers DJ, es decir, el cantante del grupo granadino.

Y, por último, Delorean, otro de los fichajes de Spanish Bombs. Es uno de esos grupos de fama curiosa, porque estos cuatro vascos son más conocidos internacionalmente que en su casa. Se acercaba la media noche. Aunque la mayoría de los asistentes llevaban tres directos, los ánimos estaban muy lejos de disiparse. Y los ritmos electrónicos que caracterizan a Delorean no hicieron más que aumentar las energías. La intensidad fue creciendo hasta llegar al clímax: Deli. Enloquecida, toda la sala vibró y bailó. Los hubo que también cantaron, pero pocos pronunciaron algo más que la vocal protagonista de los coros. El indie en directo paró, pero la celebración no. Algunos se agruparon fumando fuera y otros esperando dentro. Y es que a cambio de la entrada podían llevarse un queso de Arzúa, localidad gallega especialista en este producto. Quizá ambos fueron de estos momentos que merecen la espera.

Per a més informació:
www.spanishbombs.com
myspace.com/delorean
myspace.com/annibsweet
www.facebook.com/estoesDELACRUZ


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...